La atención personal y humana de los profesionales de la salud

El pie en jóvenes y adolescentes
14 marzo, 2019
¿Necesitan tratamiento con plantillas los pies de mi hijo?
28 marzo, 2019

Los que nos dedicamos a profesiones de la salud, médicos, odontólogos, podólogos, psicólogos, enfermeros, fisioterapeutas,  etc.  vemos diariamente en nuestras clínicas a personas con dolor, incertidumbre, miedo y preocupación por un problema de salud, unas veces mayor y otras no tanto.

Todas y cada una de estas personas, cuando vienen a contarnos su problema, buscan nuestro afecto, nuestra mirada, nuestra compresión, nuestra dedicación. Buscan que les demos tranquilidad y optimismo ante su situación o la de su familiar.

¡Qué importante es escuchar y que los pacientes se sientan escuchados! Han de sentir que les entendemos por importante o no que sea su patología, que les dedicamos nuestro tiempo y que les damos valor. La confianza del paciente en el profesional es fundamental en el proceso de curación.

Quien más me enseñó de medicina me repetía en más de una ocasión:

“El 50% de la curación está en el optimismo del paciente, en la actitud, en las ganas de curarse y el otro 50% lo aportamos nosotros”.

En una parte con nuestra comprensión amabilidad y ternura hacia ellos. Y en otra, con nuestro saber, el saber es fundamental, pero no lo es todo: “tener ojo clínico, experiencia, realizar una historia clínica completa, realizar las pruebas necesarias nos aportará un diagnóstico y podremos aplicar el tratamiento adecuado”.

Si las personas ven amabilidad, cariño y comprensión estaremos, al finalizar la primera consulta, mucho más cerca de su curación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *