Nuestros pies necesitan unos simples cuidados para mostrar un aspecto saludable. Cuidemos de ellos. Mantener los pies limpios evitará infecciones por hongos. Lava diariamente los pies con agua y jabón, y sécalos bien, medidas de higiene adecuadas nos ayudarán a prevenir la aparición de hongos en las uñas (onicomicosis).

Utiliza siempre chanclas en lugares públicos como piscinas o gimnasios, observa cualquier cambio en la coloración o textura de tus uñas, unas uñas más gruesas, quebradizas o con un cambio en la coloración pueden indicar un contagio por hongos. Tratarlo y poner medidas a tiempo evitará su progresión.

El tratamiento láser para los hongos en las uñas es un método eficaz, indoloro y sin efectos secundarios, conoce este tratamiento en www.carmenmoral.es

Para mantener las uñas sanas debemos cortarlas cuidadosamente de forma recta, nunca demasiado cortas y evitando profundizar en los bordes. Si se hace de forma incorrecta se puede producir una uña encarnada. Las uñas encarnadas producen dolor, enrojecimiento e inflamación en el dedo, pueden llegar a producir una infección.

Utiliza el calzado adecuado en cada ocasión, al hacer deporte, correr, caminar debemos utilizar un calzado que ajuste adecuadamente para no lesionar nuestras uñas, un calzado demasiado ajustado o pequeño puede producir “hematomas subungueales” (acumulación de sangre debajo de la uña). Es una lesión frecuente en corredores, montañeros…, que se puede evitar con un calzado amplio en altura interior y longitud y manteniendo las uñas cortas para evitar el impacto con el calzado.

Pintarlas por mucho tiempo puede volverlas amarillentas. No mantengas las uñas pintadas por mucho tiempo. Es aconsejable descansar del esmalte de uñas y permitir a las uñas respirar.

¡PRESUME DE PIES BONITOS ESTE VERANO!