¿Has esperado semanas, meses y el dolor de talón no se ha solucionado por sí mismo? ¿Es posible que sea más intenso? ¿El dolor de talón está afectando a tu vida?

El dolor de talón es una de las afecciones más comunes en el pie, puede limitar tu movilidad e impedirte disfrutar de tus actividades. En muchas ocasiones está asociado este dolor a una fascitis plantar. La fascia plantar es una banda de tejido que cubre la planta del pie, que en ocasiones se inflama y produce dolor en su inserción en el hueso del talón. A mayor contractura y tirantez de la fascia, mayor es el dolor. El talón se hace cada vez más doloroso.

Existen muchas opciones para tratar el dolor del talón. En primer lugar se debe realizar una valoración y estudio completo, valorar la función del pie, los apoyos plantares y estudiar las causas que nos han llevado a esta afección. Tratar las causas es tan importante como tratar los síntomas.

Un nuevo tratamiento no invasivo

El tratamiento láser para el dolor de talón es una técnica nueva, no invasiva que puede ofrecer la solución a personas que sufren de espolón calcáneo y fascitis plantar.

El láser estimula el crecimiento natural de las células, la luz estimula el metabolismo celular e incrementa la respuesta inmune, combate la inflamación y acelera el proceso de cicatrización. El láser se aplica directamente en el área afectada durante unos minutos. El número de sesiones será variable dependiendo de la afectación y tiempo de evolución siendo una media de diez a doce sesiones.

No esperes a que el dolor de talón empeore y conoce el nuevo tratamiento láser FX 635 de Erchonia.