¿Sabes porque se llaman así? ¿Influye la forma de los dedos en el calzado que debemos llevar? Averigua cuál es tu tipo de pie y tenlo en cuenta a la hora de elegir un buen calzado.

Pie Egipcio: el primer dedo es el más largo y el resto de los dedos van decreciendo en orden. Este tipo de pie era el ideal de belleza que tenían los artistas  del antiguo Egipto. La mayoría de los calzados se hacen pensando en este tipo de pie.

Pie Romano: el primer y segundo dedo tienen la misma longitud. No son tan frecuentes y las personas que tiene este tipo de pie, necesitan llevar hormas anchas para evitar la presión en los dedos.

Pie Griego: el segundo dedo es más largo que el primero. Según la leyenda las diosas griegas tenían este tipo de pie. Podemos verlos en las estatuas de la Grecia Antigua.  Las personas que tienen este tipo de pie deben tener mucho cuidado con la longitud del calzado para evitar que este segundo dedo se deforme y produzca dolor.