Las piscinas y playas, especialmente las zonas húmedas alrededor de piscinas y las duchas son lugares donde hay riesgo de contraer infecciones por hongos, el denominado “pie de atleta”, onicomicosis (hongos en las uñas)  o papilomas plantares.

El calor y la humedad favorecen que hongos y virus proliferen en estos lugares

Debemos tomar medidas para evitar el contagio y mantener los pies sanos y los de nuestra familia:

No caminar descalzo alrededor de piscinas y en zonas húmedas.

Llevar siempre chanclas alrededor de piscinas y en duchas de piscinas, vestuarios y playas.

No pisar zonas donde queda agua estancada, incluso si llevamos chanclas.

Secar bien los pies después de baños, especialmente entre los dedos.

No compartir toallas ni calzado.

El sudor excesivo aumenta la probabilidad de que estos microorganismos, tanto hongos como papilomas, se desarrollen. Es importante controlar la sudoración de los pies especialmente en los meses de más calor, con productos adecuados para la sudoración y calzado adecuado.

Los niños y adolescentes son propensos al contagio de papilomas plantares,  te recomendamos revisar y examinar  los pies de tus hijos.

Los papilomas plantares se confunden en ocasiones con ampollas o pequeñas callosidades, son lesiones que pueden cambiar de apariencia conforme van creciendo, pueden hacerse dolorosas. Recomendamos  consultar a un especialista ante cualquier duda. Intentar tratar un papiloma en casa puede hacer que este se propague, se haga más grande, aumente el dolor y se haga resistente.

El tratamiento de los papilomas plantares se decidirá en función del tamaño, el tiempo de evolución o la edad del paciente. En clínica Carmen Moral recomendamos la prevención y el tratamiento temprano como mejor solución.

La onicomicosis y el pie de atleta: cómo prevenirlos

El pie de atleta o micosis de la piel  puede ser asintomático o aparecer enrojecimiento  y picor en la piel. Puede aparecer descamación y ampollas en el área del pie afectada. La onicomicosis es la afectación de las uñas por hongos. El hongo se puede contagiar de la piel a las uñas de los pies si la infección no se trata.

La micosis de la piel se trata con polvos, aerosoles o cremas antimicóticas. En el caso de los hongos en las uñas el tratamiento elegido deberá traspasar la uña para llegar al lecho de la uña.

Cuando las uñas se afectan por hongos, se muestran quebradizas, con rugosidades, cambian de color y se van haciendo más gruesas. Es importante un diagnóstico y tratamiento a tiempo.

El tratamiento de la onicomicosis variará dependiendo del grado de afectación. Existen tratamientos tópicos, orales y tratamiento  láser. El láser ha demostrado ser el tratamiento más eficaz para la onicomicosis, es capaz de traspasar la uña y llegar al lecho donde la uña asienta. No tiene contraindicaciones ni efectos secundarios.

En Clinica Carmen Moral tratamos las uñas con láser desde 2012, disponemos de dos sistemas láser, lúnula cold laser de Erchonia y Pint-pointe foot laser de Cynosure ambos aprobados por la FDA y con eficacia demostrada.

Cuida tus pies este verano, evita contagios y ante cualquier duda, consúltanos. Te indicaremos el tratamiento más adecuado.