El verano está a la vuelta de la esquina, momento de cambiar el cerrado calzado de invierno por estilosas sandalias, que muestran tus pies. Pero ¿ Nos acordamos de poner nuestros pies  a punto para el verano, de cuidarlos especialmente durante esta época del año?

Es  época  de presumir de unos pies sanos, cuidados y bonitos pero estos pueden sufrir más que en otra época del año por el calor, el calzado abierto, el caminar descalzo etc

Presta especial atención a la hidratación de tus pies

Los pies secos y agrietados son un problema frecuente. Aproximadamente un 20% de los adultos presentan grietas en los talones, este es un problema más común en mujeres.

Los talones sufren porque la piel en esta zona es más gruesa y porque reciben el peso del cuerpo, el uso de calzado abierto puede ocasionar grietas en los talones.

A person's feet in sandals dangling off from the roof of an old van

Mantener la piel de tus pies hidratada es importante en verano más que en otra época del año., debemos evitar los peelings ya que pueden producir heridas, sangrado incluso infección.

Lleva calzado adecuado, de materiales naturales, para evitar la formación de ampollas

Las ampollas son otro problema común en esta época. Se producen por la fricción de la piel con  el calzado de verano. Evita siempre abrir las ampollas, la mejor opción es desinfectarlas, cubrirlas con un vendaje,  evitar el roce y si son dolorosas te recomendamos acudir a tu clínica de podología donde aplicarán el tratamiento más adecuado.

Recomendamos llevar calzado adecuado de materiales naturales y transpirables, evita las suelas demasiado finas, y busca el que de soporte y sujeción a tus pies.

Mantén a raya la sudoración de tus pies

Otro de los problemas frecuentes en la época estival es la sudoración y las grietas interdigitales producidas por el exceso de sudoración, conviene utilizar productos reguladores  de la sudoración después de secar muy bien los pies.

Extrema medidas en piscinas, duchas y lugares públicos

Las infecciones por hongos, el pie de atleta y las verrugas plantares son afecciones frecuentes en los meses de verano. El contagio se puede producir en piscinas, duchas y zonas húmedas. Es importante llevar siempre chanclas en las duchas, saunas y alrededor de las piscinas.

Para evitar la posibilidad de contagio se recomienda no compartir calzado ni toallas y extremar la higiene de los pies en esta época. Es importante secarlos bien insistiendo en los espacios entre los dedos y en las uñas.

Cuidado con el sol: ¡protege tus pies!

Lo pies en verano pueden sufrir la agresión del sol, no olvides aplicar protector solar también en tus pies: evitarás quemaduras. Evita exponerte al sol en las horas centrales del día. Si utilizas sandalias aplica protector solar también en pies y tobillos al salir de casa.

Precaución al ir descalzo

Caminar descalzo incrementa el riesgo de sufrir heridas o infecciones. Presta especial cuidado al caminar descalzo por playas o piscinas.

Observa tus pies regularmente y acude a tu clínica podológica ante cualquier cambio en la piel o en la apariencia de tus uñas, es importante revisar a tiempo cualquier alteración  y lesiones como las verrugas plantares producidas por contagio y afecciones como la micosis, (hongos en piel y uñas).

Recuerda realizar sesiones de quiropodia en tu clínica podológica

Visita a tu podólogo con regularidad, él te aconsejará en la prevención.

Antes del verano  pon tus pies a punto y presume de pies sanos y bonitos.

Protege tus pies, sigue los consejos de Clínica Podológica Carmen Moral y evita lesiones e infecciones en los meses de verano.