Los pies necesitan cuidados especiales y muchas veces no nos acordamos de ellos. Tendemos a olvidarnos de ellos, pero son la base de nuestro cuerpo y deben recibir el tratamiento que se merecen. Con la llegada del verano o cuando aparecen ciertos problemas es cuando comenzamos a preocuparnos.

Nuestros pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, soportan nuestro peso y son el único apoyo cuando caminamos.

Una serie de rutinas de cuidado pueden conseguir que tus pies se mantengan en buen estado. Una rutina tan sencilla como lavar los pies, secarlos adecuadamente, mantener las uñas bien cortadas y una buena hidratación.

Todos los problemas en los pies tienen solución y mejora, ponerte en las manos de un podólogo dará los resultados esperados. Preocuparnos por la salud de nuestros pies y el uso de un calzado adecuado, que no cause dolores, puede prevenir problemas más graves.

Podología a Domicilio en Zaragoza

Desde Clínica Podológica Carmen Moral ponemos a vuestra disposición un nuevo servicio de podología a domicilio, pensando en llevar nuestra consulta a aquellas personas con movilidad reducida o personas mayores que no pueden acercarse a visitarnos.

Igual que el paso del tiempo afecta a nuestro cuerpo, también afecta a nuestros pies, se disminuye la amortiguación. Por eso la revisión podológica en pacientes de edad avanzada cobra especial relevancia.

El pie de una persona mayor puede presentar problemas que a primera vista se consideren pequeños problemas pero que poco a poco vayan limitando la actividad física. En aquellos pacientes que sufren degeneración cognitiva el cuidado de los pies es en ocasiones ignorado. Caminar es un hábito necesario para la gente mayor, por lo que mantener en buen estado los pies puede evitar problemas de mayor relevancia.

El trabajo de un podólogo en estos casos, que realice un correcto mantenimiento de los pies, garantizará una mejor calidad de vida.

Tendrás la posibilidad de recibir nuestros tratamientos para que disfrutes de unos pies sanos y cuidados.