clínica de podología en ZaragozaUno de los grandes quebraderos de cabeza de las personas son los dolores de pies. Muchas personas sienten dolor en los pies por el mero hecho de dar un paseo, y en la mayoría de los casos la solución a estos problemas de pies puede ser tan simple como utilizar unas plantillas a medida.

Para la realización de una plantilla personalizada del individuo se lleva a cabo un estudio del mismo, en el que se analiza diversos aspectos que influyen en su forma de caminar (presión al apoyar el pie, zona de apoyo, biomecánica…). Una vez realizado el análisis en la clínica de podología se evaluarán los resultados, y por consiguiente el tipo de problema que sufrimos. Entre los más habituales se encuentran la fascitis plantar y el espolón calcáneo.

Gracias al uso de plantillas personalizadas para pies podemos evitar la aparición de los populares juanetes, así como la formación de callos que pueden llegar a ser una verdadera molestia para nuestros pies. Otra de las funciones más importantes de las plantillas a medida es que nos otorgan estabilidad y soporte a nuestros pies, por lo que son muy recomendables para personas de avanzada edad y personas con gran masa corporal.

Otro de los factores que tenemos en cuenta los podólogos para la elección de las plantillas ortopédicas  es el tipo de profesión que desarrollan los pacientes. Por ejemplo, para un deportista es fundamental el tener unas plantillas adecuadas a sus pies para evitar dolores y posibles lesiones en los pies.

Al respecto del uso de plantillas para deportistas se habla de que las plantillas personalizadas únicamente son necesarias una vez que hemos sufrido un problema en los pies pero también son esenciales para prevenir cualquier tipo de lesión.

En la actualidad, existen una gran cantidad de tipos de plantillas en función de cual sea nuestro problema. Por ello, es conveniente visitar una clínica podológica para no agravar cualquier dolencia en nuestros pies. ¡Es mejor prevenir que curar!