Cada tipo o forma de pie y cada lesión o patología del pie requiere un calzado diferente. Elegir un calzado adecuado a nuestra patología será importante para reducir el dolor y conseguir la curación

La elección del calzado dependerá de si nuestros pies son anchos o estrechos, si sufrimos de juanetes, dedos en martillo, si son planos o tienen un arco elevado, si sufrimos lesiones como fascitis plantar o metatarsalgias etc.

Recuerda elegir el calzado más adecuado para tu comodidad y para evitar el dolor. Para el tratamiento de las lesiones o enfermedades de los pies, una de las medidas más importantes es  llevar el calzado adecuado con plantillas específicas realizadas a medida adecuadas a la lesión o problema que padezcas.

Cada tipo de pie y cada problema requiere un tipo de calzado especial y una plantilla interior a medida diferente.

Os daremos unas pautas y recomendaciones para ayudaros a entender porque es tan importante el calzado y la plantilla interior para el tratamiento de las enfermedades de los pies e incluso para su prevención.

Plantillas a medida para la fascitis plantar

La fascitis plantar es una inflamación de la fascia plantar, tejido que recorre la planta del pie y se inserta en el talón. El dolor por fascitis plantar se presenta generalmente en el talón y al largo del arco plantar.

Es importante, al notar los primeros síntomas, realizar un estudio biomecánico de la pisada en tu clínica podológica, para determinar si tu pisada o la forma de tu pie, pueden ser causantes de la lesión. El primer paso en el tratamiento será la realización de unas plantillas a medida que eviten la tensión y la contractura de la fascia plantar y ayuden en la relajación y descanso de tus pies.

El calzado juega un papel importante en la curación de la fascitis plantar. Es importante recibir orientación y consejos sobre el calzado más adecuado, en zapaterías especializadas te ayudarán en la elección de tu calzado, el calzado ha de tener plantilla extraíble que podamos sustituir por nuestras plantillas realizadas a la medida y específicas para el problema de nuestros pies.

El dedo en martillo es una afección que puede producirse en el segundo, tercer y cuarto dedos de los pies. Los dedos se doblan en la articulación media, en un principio son flexibles, pero si no se tratan o  si no se toman medidas puede producirse rigidez en la articulación.

Si sufres de dedos en martillo, será necesaria una plantilla a medida que ayude a descargar  presión de la zona dolorosa, probablemente tu forma de pisar o el hundimiento de los metatarsos (arco transverso del pie) habrán influido en el desarrollo del dedo en martillo. Los dedos en martillo producen dolor por la inflamación articular o por la formación de callosidades en los dedos.

En Clínica Carmen Moral te ayudaremos a evitar el dolor, a corregir y evitar la formación de callos tan dolorosos en los dedos.

Además del cuidado podológico y de las plantillas a medida, el calzado jugará un papel importantísimo en corregir y evitar el dolor. Acude siempre a una zapatería especializada, te orientarán en el calzado ideal para ti. Si padeces de dedos en martillo, no lleves calzado estrecho que presione tus dedos, te producirá dolor y agravará tu problema.

Plantillas a medida para la metatarsalgia

La metatarsalgia es un problema habitual, es un dolor en el antepié, por inflamación de las articulaciones metatarso-falángicas (base de los dedos).  El calzado estrecho y de tacón es una de las principales causas de metatarsalgia ya que con este tipo de calzado el peso del cuerpo recae sobre los metatarsianos y articulaciones de unión entre metatarsos y falanges. El calzado estrecho produce presión lateral e inflamación de las articulaciones produciendo dolor.

Con la edad, las metatarsalgias son más frecuentes, el paso de los años hace que el arco transverso del pie se hunda, el almohadillado graso de la planta de nuestros pies disminuye y el dolor en esta zona es habitual, por supuesto es más frecuente la metatarsalgia en aquellas mujeres que han abusado del calzado estrecho y de tacón alto.

Las plantillas se realizan para descargar presión en puntos concretos de dolor, para dar una mayor amortiguación, pero el calzado adecuado nos ayudará a que las plantillas puedan cumplir su función. De nada servirá una plantilla adecuada si la llevamos en un calzado que nos oprima o presione las articulaciones o la zona inflamada.

Plantillas a medida para juanetes

Los juanetes (hallux valgus) son una deformación del primer dedo del pie que se desvía hacia el segundo, es un crecimiento del hueso en la base del primer dedo, produce dolor articular, inflamación y dolor, se produce un aumento en la anchura del pie

La biomecánica del pie juega un papel importante en el desarrollo de los juanetes, un estudio de la pisada nos aporta información para realizar la plantilla a medida adecuada, corregir la pisada y evitar la sobrepresión en la primera articulación metatarso-falángica, (base del primer dedo del pie). En ocasiones es necesario realizar separadores o correctores para evitar  la desviación del primer dedo.

Y por supuesto el calzado, es de extraordinaria importancia en el cuidado de los pies de aquellas personas que padecen de juanetes, o cuando observamos que está empezando a formarse, el calzado adecuado y las plantillas a medida específicas evitarán su progresión.

Si este es tu problema, olvídate de los zapatos estrechos y de tacón alto ya que producirán presión en la base y articulaciones del primer dedo y agravarán siempre el problema..

Plantillas a medida para pies planos

El pie plano se caracteriza por un hundimiento del arco longitudinal o bóveda plantar. Un pie con un arco normal puede volverse plano con el paso de los años, por la edad, sobrepeso, sobreuso o lesiones (hablamos de pie plano adquirido)

A aquellas personas con pies planos las plantillas a medida les ayudarán a dar un mejor soporte al pie, a caminar en una posición más correcta, a distribuir las presiones plantares, a evitar lesiones, evitar el cansancio al caminar, las plantillas adecuadas evitan dolores articulares en el pie , así como en tobillos, rodillas o caderas.

El pie cavo es un pie con un arco demasiado pronunciado, recibe todo el apoyo y presión en el talón y metatarsos. Suele ser un pie ancho y corto en longitud con empeine alto.

El dolor aparece frecuentemente en talón por sobrecarga y en el antepié, en los puntos de apoyo y mayor presión, se forman durezas y callosidades llegando a ser profundas en ocasiones (en zonas de mayor apoyo).

Las plantillas a medida distribuyen los apoyos y evitan la sobrecarga en zonas de mayor presión, evitan el cansancio que producen los pies cavos al caminar o pasar muchas horas de pie. Nos ayudan a prevenir y corregir metatarsalgias o dolores en talón por sobrecarga.

Al elegir el calzado debemos tener en cuenta las características de este tipo de pie. Elige siempre zapaterías donde te orienten y aconsejen sobre el calzado más adecuado para ti.