¿Qué beneficios nos aporta el uso de plantillas hechas a medida? La función principal de las plantillas personalizadas es la compensación de presiones y la normalización de la movilidad del pie. No obstante, nos ayudan mucho más.

Las plantillas nos aportan una serie de beneficios como:

  • Aumentan la superficie de contacto del pie y distribuyen los apoyos. Liberan el exceso de presión en zonas concretas del pie.
  • Facilitan el control postural.
  • Consiguen alinear el eje fisiológico. De este modo se obtiene una mejor postura, se disminuye la tensión muscular y se benefician a otras articulaciones como tobillo, rodilla o cadera.

Pueden tener:

  • FUNCIÓN PREVENTIVA: nos ayudan a prevenir o evitar alteraciones como juanetes o dedos en martillo.
  • FUNCIÓN CORRECTORA: Se utilizan en la infancia, durante el desarrollo de los pequeños, con este fin.
  • FUNCIÓN PALIATIVA: Con las plantillas conseguimos aliviar dolores distribuyendo los apoyos y evitando el apoyo en puntos dolorosos.
  • FUNCIÓN COMPENSADORA: Evitan  la progresión de deformaciones y la repercusión en otras articulaciones.

Podemos decir que con las plantillas ganamos en comodidad, obtenemos una mejor protección para nuestros pies, conseguimos aliviar el dolor, dan soporte a nuestro arco plantar, y consiguen una adecuada absorción del impacto al caminar.