Los pies sostienen todo nuestro peso, son nuestro soporte y en verano aguantan altas temperaturas, lidiando contra el cloro de  las piscinas, la arena caliente de las playas y esas zapatillas que los recalientan excesivamente cuando hacemos deporte.

Igual que dedicamos unos minutos al día en cuidarnos, es importante que también los dediquemos en cuidar nuestros pies, llenándolos de vitalidad. Con sencillos consejos que te ofrece tu clínica podológica, te ayudaremos a tener unos pies sanos y bonitos durante los meses de verano.

pies-sanos

¡Ojo con los hongos!

Pon mucha atención a las duchas de la piscina que utilizas antes y después del baño, así como a las duchas de los gimnasios. Son zonas en las que fácilmente puedes contraer hongos, que te generarán un alto grado de picor en los pies. Para evitarlo, no olvides usar tus chanclas siempre que vayas a ducharte en alguno de estos lugares, y después de habértelos mojado, sécate muy bien.

Si padeces hongos o en caso de observar algún indicio de ello, no dudes en acudir a la Clínica Podológica Carmen Moral.

 

Aprovecha los beneficios de la piedra pómez

Si quieres lucir tus sandalias preferidas o simplemente tener unos pies sanos y sin durezas, hacerte con una piedra pómez es una fantástica alternativa. Utilízala una vez por semana, y pásala especialmente por las zonas más rugosas de tus pies como los talones.pies-sanos

Cuidado con las durezas

Presta muchísima atención al calzado que utilizas, ya que el roce de los zapatos o zapatillas sobre los pies ocasiona a menudo ampollas, rozaduras o durezas, que luego son muy molestas. Por ello, selecciona bien el calzado que utilizas y ves alternándolo con frecuencia.

Evita caminar con los pies descalzos sobre la arena cuando se encuentra muy caliente, esto favorece la aparición de durezas. Hidrátalos con cremas indicadas para ello, una hora perfecta es al final del día antes de irte a dormir.

La importancia de una buena hidratación

No olvides beber dos litros de agua diarios, si tú te encuentras hidratado, tus pies también lo estarán. Los pies se secan más en verano debido a las altas temperaturas que soportan, y por ello se encuentran más ásperos durante estos meses. Utiliza una buena crema hidratante y si lo deseas compleméntalo con una buena mascarilla natural, realizada a base de aguacate, un yogur natural y un poco de miel. Aplicando esta mezcla durante 15 minutos y quitándola luego con un poco de agua templada, ¡conseguirás que tus pies se encuentren más suaves que nunca!

pisada

Si sientes una presión en determinadas zonas del pie y notas algunos puntos de dolor cuando estás de pie o caminando, lo más posible es que necesites plantillas.

En la clínica podológica Carmen Moral realizamos un estudio de la pisada. Te entregaremos tus plantillas a medida para que puedas decir, ¡adiós por fin al dolor!

Clínica podológica Carmen Moral

Paseo de la Independencia 25