El pie plano es aquel en el que el arco está hundido y todo el pie está en contacto con el suelo al estar de pie.

LAS CAUSAS

El pie plano es normal en bebes y durante los primeros años de vida porque el arco plantar todavía no está desarrollado, en algunas personas no se llega a desarrollarse este arco. Podemos decir que puede dar o no dar problemas en el pie. El arco plantar también se hunde con el paso de los años, se puede debilitar la musculatura especialmente la que sostiene el tendón del tibial posterior.

Otros factores que incrementan el riesgo de que el arco del pie se hunda son la obesidad, algunas lesiones, la artritis reumatoide o simplemente el desgaste de la edad.

LAS CONSECUENCIAS Y EL TRATAMIENTO DEL PIE PLANO

El pie plano puede producir problemas en tobillos y rodillas, por falta de alineación. El pie plano sin dolor probablemente no necesitará ningún tratamiento, sin embargo los pacientes pueden tener problemas del tipo dolor de pies, en el talón o en la zona del arco plantar, inflamación el tobillo, etc.

Las plantillas a medida son necesarias en muchos casos para tratar el pie plano, dan descanso y consiguen aliviar el dolor, consiguen dar apoyo correcto a la bóveda plantar, evitar el hundimiento y descargar la presión de puntos dolorosos. Las plantillas ortopédicas evitan el dolor y la sensación de cansancio.