¿Por qué es importante vigilar el posible desarrollo del pie durante la infancia?

El pie plano es uno de los problemas más comunes en la infancia.

En el primer año de marcha prácticamente todos los pies de los niños son planos, esto es debido a que estos pies poseen una gran cantidad de grasa en la zona del arco. Es importante valorar y estudiar los pies en los niños y evaluar si necesitan tratamiento para prevenir el dolor o la deformación de los pies.

 

¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene pies planos?

Para valorar el arco del pie en los niños pequeños nos fijamos en las características de su arco longitudinal en posición de reposo y en posición de apoyo. Estudiamos la laxitud o elasticidad de los ligamentos, la movilidad de las articulaciones del pie.

 

¿Cuándo debo valorar acudir a un profesional?

  • Un pie que no dorsiflexiona bien con la pierna totalmente recta es un pie que debe ser valorado.
  • Si tiene exceso de movilidad en todas las articulaciones y al apoyar el arco se hunde el niño debe ser valorado.

Unas plantillas a medida contribuirán al desarrollo de un pie normal, dando soporte al arco del pie.

  • Un pie plano debido a un talo vertical o pie rígido precisará tratamiento quirúrgico.
  • Un niño que se cansa, que no quiere caminar ha de ser valorado, el cansancio puede ser síntoma de sufrimiento de los pies.

Si el niño no tiene síntomas es posible que solo sea necesario control periódico, pero si el hundimiento es moderado o severo y se observan síntomas como dolor, cansancio entonces el tratamiento está indicado.

Si crees que tu hijo puede estar sufriendo pies planos acude a tu clínica podológica, estudiaremos tu caso y te aconsejaremos la mejor solución.