Las uñas curvadas producen dolor al presionar sobre la piel. Pueden producir heridas, inflamación, uña encarnada, formación de helomas o callosidades en los surcos ungueales (laterales de las uñas).

Es importante corregir y tratar la curvatura de las uñas ya que pueden producir un dolor intenso que impida realizar con normalidad las actividades diarias como caminar o hacer deporte. Las uñas curvadas o involutas producen infección con facilidad y formación de granulomas (engrosamiento de la piel alrededor de la herida).

Tratamiento con tensores o brackets para la corrección de uñas curvadas o involutas

Las uñas se curvan por distintas causas como traumatismos sobre la uña, por ejemplo, impactos sobre la uña al hacer deporte o  daño repetitivito por la presión o pequeños golpes con el calzado, un corte inadecuado, factores hereditarios, la forma de los dedos etc. Con la edad las uñas tienden a curvarse.

En Clínica Carmen Moral te aconsejamos el tratamiento más adecuado para tus uñas, según su morfología, su grosor o su curvatura.

Una forma de tratar este problema es con correctores similares a los brackets utilizados en ortodoncia por los dentistas.

Son tensores que corrigen la forma curvada de la uña durante su crecimiento. La tensión que estos correctores produce sobre la uña mejora la curvatura y evita que se clave sobre los laterales. Consiguen guiar la uña hacia una morfología normal.

El tratamiento de las uñas curvadas o encarnadas con tensores o brackets es un tratamiento indoloro, sin cirugía, sin anestesia, que permite utilizar cualquier tipo de calzado tras su colocación y realizar las actividades cotidianas de forma inmediata.

Es una técnica no invasiva y se puede aplicar sin contraindicaciones en pacientes diabéticos o con problemas circulatorios.

Se realizan revisiones periódicas ya que el corrector se irá desplazando con el crecimiento de la uña y será necesario renovarlo para aumentar la tensión. La duración del tratamiento con los tensores  correctores de uñas variará dependiendo de la severidad de la afección.

Conoce el tratamiento corrector de uñas de Clínica Carmen Moral y presume de uñas sanas y bonitas.

Prevención de las uñas curvadas y encarnadas

Recomendamos llevar siempre las uñas cortas, realizar corte de las uñas en ángulo recto, sin dejar picos ni espículas. El calzado ha de ser amplio, que no presione los dedos y ha de ser adecuado para la actividad que se vaya a realizar. Ante cualquier alteración recomendamos acudir a tu especialista, a tu clínica podológica, para poner solución a tiempo. Signos de alarma serán el dolor, la inflamación, un mal corte de las uñas  o cualquier cambio que se observe en su forma, en su grosor o en su color.

Revisa tus pies y los de tu familia, los niños  las personas mayores sufren con frecuencia esta patología que puede ser dolorosa.

Es de especial importancia la prevención y  el tratamiento temprano de las uñas curvadas y encarnadas en pacientes diabéticos. Este problema puede pasar desapercibido en diabéticos con falta de sensibilidad (neuropatía diabética).

Consúltanos siempre si tienes cualquier duda acerca del cuidado de tus pies.