Unos breves consejos  de la Clínica de Podología Carmen Moral para evitar las molestias que el frío puede ocasionar en nuestros pies: una buena circulación, abrigar los pies y vitaminas para evitar los sabañones.

Con el frio vuelven los antiguos sabañones.

Los sabañones son una afección de los pies que quizás nos recuerdan al pasado,  a épocas de hambre y frío pero también aparecen hoy, y con frecuencia. Se piensa que los cambios bruscos de temperatura aumentan su incidencia.

El nombre técnico es Perniosis o Eritema Pernio. Es una inflamación de los pequeños vasos sanguíneos de la piel. Se caracterizan por inflamación, picor, dolor, aparición de ampollas. Se ven con frecuencia en los dedos de los pies aunque también pueden aparecer en manos, orejas y nariz.

¿Qué factores incrementan el riesgo de padecer sabañones?

  • El invierno y la falta de protección adecuada al frio.
  • Los problemas de circulación sanguínea.
  • El fenómeno de Raynaud.
  • Consumo de alcohol y tabaco.
  • Calzado inadecuado y que no proteja del frío.
  • Sedentarismo.

Medidas para evitar los sabañones

  • Utilizar calcetines de fibras naturales durante los meses de mayor frío.
  • Utilizar medias y calcetines que no presionen, para de este modo favorecer la circulación sanguínea en las zonas de afección.
  • Realizar algún tipo de actividad física, por ejemplo andar asiduamente.
  • Utilizar modelos de calzado que sean anchos y antideslizante.
  • Incrementar el consumo de alimentos con vitaminas A y C.