¿Tienes o has tenido dolor de pies al hacer deporte? Si practicas algún deporte probablemente has tenido dolor en tus pies en algún momento. Muchas veces este dolor se pasa por alto o no se le da la importancia que merece, esperando a que se resuelva por sí mismo. Este dolor puede terminar en una lesión crónica si no se trata adecuadamente.


Afecciones y problemas en los pies frecuentes en deportistas son:

  • Fascitis plantar.
  • Neuroma de Morton.
  • Metatarsalgia.
  • Tendinitis del tendón de Aquiles.
  • Tendinitis del tibial posterior.
  • Durezas y callos.

La fascitis plantar (dolor de talón) es el resultado de la inflamación del ligamento que da soporte al arco plantar. El tratamiento de la fascitis plantar incluye plantillas a medida, adecuadas al arco plantar para dar sujeción, ejercicios y otros tratamientos como el láser antiinflamatorio y regenerador celular.

El neuroma de Morton es una condición en la que un nervio se inflama, el dolor suele aparecer en el espacio bajo el tercer y cuarto dedo del pie. Los síntomas suelen ser quemazón y sensación de adormecimiento. Si continuas haciendo deporte la presión e irritación puede producir un empeoramiento. Entre las medidas del tratamiento del Neuroma de Morton están la utilización de plantillas de descarga del punto doloroso y las medidas antiinflamatorias (terapia láser).

La Metatarsalgia es la inflamación y dolor en la parte anterior del pie y base de los dedos. Frecuentemente aparece en la base del segundo dedo. El tratamiento de la metatarsalgia consiste en reposo, es importante una distribución de las presiones con plantillas a medida también conocidas como plantillas ortopédicas.

El tendón de Aquiles es susceptible de padecer lesiones por sobrecarga. La inflamación del tendón de Aquiles produce enrojecimiento, inflamación y dolor. El tratamiento de la tendinitis en el tendón de Aquiles incluye reposo, antiinflamatorios y alzas para relajar la tensión. Un tratamiento adecuado al notar los primeros síntomas evitará llegar a padecer una lesión crónica.

El tendón que soporta el arco del pie es el tibial posterior, y puede ser lesionado en atletas por sobrecarga. El tratamiento de la tendinitis del tibial posterior se realiza mediante un soporte adecuado del arco plantar con plantillas a medida para evitar una lesión crónica. El láser antiinflamatorio y regenerador celular en combinación con las plantillas es un tratamiento eficaz.

Las durezas y los callos se producen en deportistas en puntos sobrepresión, tanto en puntos de apoyo (metatarsos) como en los dedos. El ejercicio puede hacer empeorar estos puntos y agravar el dolor. La eliminación y mantenimiento de callosidades y durezas en deportistas es fundamental.