clínica podologíca ZaragozaUna forma segura, fácil y económica de mantenerte en forma, incrementar tu energía y mantener tu figura.

Caminar es una de las formas más fáciles y habituales de hacer ejercicio y si se hace correctamente puede ayudarte a mejorar significativamente tu salud.

Te ayudará  a controlar el peso, el azúcar en sangre y los niveles de colesterol. Caminar diariamente es el complemento perfecto en una dieta de control de peso.

Mejora la salud cardiovascular, en personas con problemas de circulación periférica, mejora la eficiencia de pequeños vasos sanguíneos y la circulación de retorno.

Psicológicamente caminar puede mejorar la depresión, la ansiedad y el estrés,  gracias a la producción de endorfinas.

Podemos caminar en cualquier lugar, a cualquier hora a lo largo de todo el año. Lo más recomendable para ayudar a bajar de peso es aproximadamente media hora a intensidad media. Si caminamos en ayunas estaremos ayudando a quemar las calorías que han quedado tras la última comida del día y el descanso, aunque es importante que después realicemos un buen desayuno para recuperarnos del ejercicio.

Para obtener el mejor beneficio de caminar es importante que prestes la mayor atención a tus pies. Deformaciones como juanetes, dedos en martillo deben ser examinados antes de empezar tu rutina de caminar, es importante revisar callos, durezas, ampollas que nos pueden producir dolor al caminar…

El calzado juega un papel importante en nuestra rutina de caminar, un calzado inapropiado, con falta de soporte o sujeción puede producir dolor o lesiones, como ampollas, callos, durezas, uñas encarnadas incluso fascitis plantar.

¡Comienza caminando despacio, incrementa el tiempo y la distancia de forma gradual!

Y si al caminar sientes dolor en tus pies, haz una revisión. Si ignoras un dolor en tus pies, este puede hacerse crónico.

¡Descubre una forma fácil y divertida de mantenerte en forma y sentirte bien!